Guía de buenas prácticas para la digitalización de agentes y corredores de seguros - Jesús García Fernández

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS son, en buena medida, los responsables de una auténtica revolución en los hábitos de consumo de los consumidores y usuarios en España, destacando la penetración de SmartPhones, el tiempo de conexión a internet y el incremento imparable de la compra on line, así como el desplazamiento del momento de decisión de compra (ZMOT en inglés) al ámbito digital: se consulta y decide on line incluso si se compra offline.

Estas circunstancias obligan en gran medida a los mediadores a replantearse su presencia en el medio digital, que les permitirá llegar a un mercado más amplio, sin limitaciones geográficas. No obstante, este paso debe de realizarse con una planificación previa para evitar posibles efectos negativos y, desde luego, en esa planificación toma un puesto relevante el “cómo”, que debe ir alineado con una cierta política de buenas prácticas, imprescindible para consolidar una buena reputación, para la que rara vez habrá segundas oportunidades.

A continuación facilitaremos unos consejos en diferentes puntos que nos garantizarán obtener los mejores resultados.

IDENTIDAD DIGITAL DE LA MARCA

La IDENTIDAD DIGITAL la compone toda la información que facilitamos al usuario, ya sea Web Corporativa, blog, Tienda Online y perfiles sociales. El pilar de la marca en internet debe ser la web, donde se facilitará toda la información que pueda ser de interés para el usuario y posible cliente.

Esta identidad incluye no solo elementos de imagen corporativa sino una adecuada información acerca de la titularidad de la web que, en el caso de los mediadores, deberá contemplar las exigencias derivadas de la Ley 26/2006 en materia de información previa al tomador, así como las derivadas del cumplimiento de la LSSI, LOPD, SEPBLAC, Con- sumidores y Usuarios, etc.

Merece una reflexión aparte la situación de los agentes pues su responsabilidad ante terceros es asumida, por Ley, directamente por el asegurador, de tal forma que cualquier acto del agente o de la sociedad de agencia compromete al asegurador al que representa.

Ello implica contar con autorización previa de todo contenido, uso de logos, imágenes, tarifas, documentos de cualquier tipo, etc. Al fin y al cabo, el agente no solo juega con su reputación e imagen sino también con la del asegurador.

En materia de LOPD recordemos que los agentes son Encargados del Tratamiento de los datos y no Titulares, por Ley, y que los Agentes Vinculados deben man- tener los datos separados por compañía, sin posibilidad de utilizar los de uno para realizar negocio con otro asegurador.

WEB

Al considerar la web, el centro de la marca en el ámbito digital, quizás sea donde más esfuerzo y recursos debamos de asignar:

  • En la web se incluirán, de forma visible, todos los medios de contacto posibles y los perfiles sociales de la marca, algo que generará confianza y facilitará el contacto con el usua- rio y posible cliente, además de ayudar a viralizar nuestro proyecto.
  • La web deberá estar bien estructurada, facilitando el acceso a los contenidos. Se recomienda que tenga, como máximo, 2 niveles de navegación, lo que permite al usuario llegar a la información que le interesa en un par de clicks.
  • La información de la marca tiene que ser coherente en los diferentes medios y evitar posibles contradicciones que puedan hacer dudar al usuario. Es recomendable construir un libro de estilo.
  • Recientemente Google modificó el algoritmo del buscador, dando más visibilidad a las web que sean responsive (que se adapten a los diferentes dispositivos, ya sean ordenadores, tablet o smartphones), lo que obliga hoy en día a rediseñar- la si se desea tener un buen posicionamiento en Google.

Puedes verificar si tu web aprueba el examen pulsando aquí.

Tribuna publicada en Actualidad Aseguradora escrita con Carlos LLuch, DIRECTOR TÉCNICO DE LLUCH & JUELICH BROKERS

[Total:3    Promedio:4.7/5]